Moxibustión

La terapia por la moxibustión era una técnica ya conocida desde los tiempos muy antiguos y empleada hace nada menos que tres mil años por todo el pueblo chino, logrando eficazmente la acción curativa en diversas enfermedades. Esta disciplina es una fórmula terapéutica complementaria de la acupuntura y tan antigua como ella misma. Si bien son dos métodos medicales diferentes, la Moxibustión puede actuar en forma particular, utilizando los puntos ubicados en los canales o meridianos utilizados por la acupuntura.

 

La moxibustión consiste en efectuar ciertas estimulaciones caloríficas y vigorizantes sobre los puntos elegidos, de acuerdo a la teoría de los meridianos y las vísceras, con el fin de curar las enfermedades. En sus comienzos se empleaban rocas calentadas o arena caliente envueltas en pieles de animal, para lograr las compresas.
Más tarde encendían ramas o heno para calentar las partes del cuerpo doloridas. De ahí se paso a los distintos métodos de moxibustión que conocemos hoy.

 

 

La moxa se puede aplicar directamente sobre la piel, colocar mediadores entre ambas o quemarla sobre el mango de la aguja de acupuntura. Los rollos de artemisa pura pueden ser: TAI-I (utilizado para enfermedades agudas), y los NIEN-YING (utilizados para enfermedades crónicas). Y también se puede encontrar en polvo (hierba molida), para las agujas.

 

Bajar Archivo de WordBajar Programa de Moxibustión

 

VolverSubir