Es la herramienta predilecta de los masajistas y acupuntores chinos. Consiste en un martillito dotado de siete puntas romas que se utilizan para golpetear los músculos agarrotados, distintas zonas del cuerpo y puntos acupunturales.

 

Existen muchos métodos para la curación de las enfermedades en la medicina tradicional china, incluyendo también la terapia con la aguja "Flor de ciruelo".

La aplicación de la terapia con la Aguja Flor de ciruelo tiene una larga historia de más de un millar de años.

 

Hay muchos modelos de aguja "flor de ciruelo". La diferencia fundamental reside en el número de puntas que presentan. Los antiguos dieron el nombre de aguja "flor de ciruelo" a un instrumento que contenía 5 agujas formando un manojo semejante a una flor de ciruelo, y el de Martillo "7 estrellas" a 7 agujas contenidas en un manojo.

 

La manipulación del M. 7p. consiste en picotear (tapping) con la fuerza de la muñeca. El picoteo debe ser fijo y seguro. Las puntas de la aguja incidirán verticalmente sobre la piel (alzándose mecánicamente después de cada picoteo) y se oirá un sonido corto, claro y seco: "tah". La fuerza del picoteo se regula con el movimiento de la muñeca, que deberá ser elástico y uniforme

 

Hay tres tipos de intensidad de estimulación:

a) Picoteo ligero: el movimiento de la muñeca es suave y la fuerza del impacto es también pequeña. Se pica la zona local de la piel hasta que se produce dermatemia.

b) Picoteo pesado: la fuerza de la muñeca y del impacto son pesadas. Se pica la zona local de la piel hasta que se pone muy roja y aparecen puntitos de sangre.

c) Picoteo moderado: la fuerza está entre el picoteo ligero y el pesado. Se aplica el picoteo sobre la piel hasta que se pone roja y morada, pero sin sangrar.

 

 

 

VolverSubir