Digitopuntura

 

Un recorrido que comienza con los rudimentos de la Medicina Tradicional China, la fisiología, la etiopatogenia y la anatomía acupuntural, para avanzar gradualmente hasta las distintas formas de diagnóstico y tratamiento.

 

Existen muchos modos de estimular los puntos en el tratamiento de Acupresura, pero el fundamental es también el más eficaz. Este método consiste simplemente en apoyar los dedos sobre Los puntos. Así se puede conectar con el ki (Energía) de un modo más poderoso, liberar completamente el ki bloqueado y canalizarlo a través de las ocho Extrañas Corrientes con mayor eficacia.

 

Los puntos pueden tocarse con las yemas de los dedos o con los pulgares, e incluso, en algunas situaciones, con toda la palma de La mano. La elección estará determinada por las preferencias personales y por la posición a adoptar más conveniente para tocar cada uno de los puntos. Como los dedos índice y corazón son los más sensibles en casi todas las personas, seguramente serán éstos los escogidos para tocar cada punto. También se podrán usar dos o tres yemas juntas, especialmente en las zonas de mayor tensión, con las que se proporcionará estabilidad al dedo principal que esté actuando sobre el punto.

 

Aunque el método de presión directa con el dedo es simple, es capaz de un desarrollo casi infinito, por sus muchísimas sutilezas. Quizá La pregunta mas frecuente - y más importante – que se formula sea: ¿Cuánta presión debe ejercerse? Para responderla, debemos guiarnos por dos principios básicos del taoísmo: “el camino medio” y “el wei-wu-wei”.

 

VolverSubir